Como consecuencia de la modificación del Código de Comercio, La Ley 27/2014 del Impuesto de Sociedades implica cambios muy importantes en la tributación de las Sociedades Civiles Particulares. Hasta ahora, estas entidades tributaban en régimen de atribución de rentas (bien en estimación directa simplificada bien en régimen de módulos) imputando su beneficios a los socios quienes tributaban por esas rentas en sus Declaraciones de Renta.

A partir del 1 de enero de 2016, todas las SCP con objeto mercantil (según epígrafe de actividad y con estructura empresarial) pasaran a tributar por el régimen de estimación directa según Ley de Impuesto de Sociedades. La ley obliga, a efectos fiscales, a llevar Contabilidad de acuerdo con Código de Comercio (contabilidad de doble partida llevando control de bancos y provisiones). Las SCP con actividad profesional (epígrafes reservados a profesiones universitarias sin estructura empresarial) o actividades agrícolas, ganaderas o forestales, todavía se les permitirá tributar en régimen de atribución de rentas.



La norma permite disolver a todas aquellas SCP que no quieran acogerse a este método de tributación acogiéndose a un régimen de diferimiento fiscal sin pagar por esta manifestación de renta (activos empresariales) por motivo de esta disolución. Para aquellas SCP que se quieran transformar en Sociedades de Responsabilidad Limitada (con personalidad jurídica), la norma permite su transformación sin tributación por las aportaciones de activos y pasivos, ni por constitución ni asociada con sus inmuebles y previendo que los beneficios no distribuidos por la SCP no tributen si los socios los retiren (ya han tributado en régimen de atribución de rentas en los socios)

Hemos tardado un poco en publicar esta nota fiscal a la espera de que las diversas Consultas Vinculantes de la DGT a las preguntas efectuadas por los colegios profesionales tuvieran respuesta. Pero todavía existen muchas zonas grises. En particular:

 

  • Las Comunidades de Bienes con actividad mercantil no están sujetas a la Ley de Impuesto sobre Sociedades. Siguen tributando en régimen de atribución de rentas. Si bien existe una instrucción por parte de la AEAT de que las nuevas CB con actividad mercantil se asimilaran a SCP para Impuesto de Sociedades y sólo las constituidas por bienes en común de los socios para obtener rentas pasivas, no aclaran que sucederá con las antiguas.
    Las socios de las SCP que tributen según Ley de Sociedades podrán retirar el dinero mediante una autonómina (documento justificativo) a diferencia de ahora que lo podían retirar sin más justificación. La AEAT no aclara la incidencia jurídica de una nómina emitida por un NIF sin personalidad jurídica a esa misma persona física.
  • Nos ponemos a su disposición para cuantas dudas puedan surgir por esta normativa. Para todos aquellos clientes que les sea de aplicación esta variación normativa nos pondremos en contacto de manera individualizada.
euro-logo-259
 
igal-euro
 

Lo mas leido